viernes, 2 de junio de 2017

Nueva especie de mariposa para Zamora.
El mundo de las mariposas es un mundo apasionante, fascinante y muy complicado. La verdad es que me considero un auténtico novato en este mundo tan difícil. Hay tres personas que me han influido poderosamente para respetar o adentrarme en este mundo.
La primera es mi abuela. Se llamaba Ángeles (la Señora Angelita para muchos de nosotros). Era una persona buena en el amplio sentido de la palabra. Me enseñó a amar y respetar lo que tenía a su lado, su adorado jardín.
Jardín en el patio de la carpintería de mi abuelo (quizás los que conocéis Zamora de toda la vida os acordaréis de una carpintería cuya fachada era de color rosa que daba al río, junto al puente de piedra). Este jardín lo cuidaba con enorme esmero, cariño y sensibilidad; mi abuela era de Jerez del Marquesado (Granada), pequeño y hermoso pueblo a las faldas de Sierra Nevada aunque vivió gran parte de su juventud en Guadix (Granada) de donde era mi abuelo y es mi madre; en su familia siempre había habido un patio en el que cuidar y disfrutar de las plantas, de las flores y del agua, esa costumbre que vivió desde niña la trajo con ella cuando, por circunstancias de la vida, vino a vivir a Zamora y continuó cuidando un nuevo jardín en su ciudad de acogida. Esa sensibilidad hacia las plantas nos la transmitió a todos sus nietos desde que éramos muy pequeños: “Las flores no se estropean. Se huelen y se admiran”, nos decía con su suave voz que mostraba una infinita paciencia y, nosotros, como nos lo decía ella no pisábamos los jardines, ni destrozábamos las flores e incluso le decíamos a otros niños que eso no se podía hacer.
Cuando las flores estaban en pleno apogeo y el jardín se llenaba de color aparecían las mariposas con sus colores llamativos, alegres y vistosos que nos llamaban poderosamente la atención pero, mi abuela, nos decía con enorme paciencia y dulzura: “no las toques que les quitas los polvitos y se mueren”.
Ella me enseñó a respetar y amar las flores, plantas y mariposas de su preciado y precioso mundo. La verdad es que siempre las he admirado pero nunca me había planteado conocerlas, buscarlas e identificarlas, algo que llevo haciendo desde hace algo más de dos años.
Una de las personas que tiene la culpa es J. Alfredo Hernández, experto, amante y apasionado de las mariposas que se encarga en Zamora de recoger las citas para luego elaborar mapas de distribución; su interés me lo transmitió y poco a poco cuando salía al campo intentaba hacer alguna foto a las que veía para luego buscarlas en una guía y ser capaz de identificarlas.
Y en esas estamos cuando hace unos días hice unas fotografías a una mariposa que cuando me puse a buscar en la guía, no me cuadraba…así es que quién mejor que Alfredo para su identificación. Se la mandé y en su respuesta me ponía: “mándame la foto…puede ser una cita buenísima”. Y le mandé la siguiente fotografía.
Su contestación fue la confirmación de una especie nueva de mariposa para la provincia de Zamora. Era una Satyrium acaciae, primera cita de esta especie como imago ya que, la anterior cita, se produjo en Ferreras de Arriba en forma de huevo el 8-3-2014 por Juan Carlos Vicente y Beatriz Parra.
La emoción me recorrió todo el cuerpo ya que acabábamos de descubrir una mariposa que se presuponía que estaba en Zamora (ahí estaban esos dos huevos de la cita del 2014) pero que nunca se había conseguido ver.
Pero no quedaron ahí las cosas ya que hablando con Alfredo se acordaba, vaya memoria privilegiada, de otra fotografía que le mandé en junio de 2015 del mismo lugar en el que había encontrado esta última y que había guardado y clasificado como Satyrium esculi. La busqué. Se la he envié y…también era una Satyrium acaciae.
La foto estaba tomada el 2 de junio de 2015 con lo que habíamos pasado de no tener ninguna cita de esta mariposa a encontrarnos con dos citas confirmadas para nuestra provincia de esta especie los días: 2-6-2015 y 26-5-2017. Tenemos una especie de mariposa más. Un lujo ya que hace la especie número 140 de las mariposas que hay en la provincia de Zamora.
Observarlas es algo fascinante. Sus vuelos, sus colores, su distribución de formas son dignas de los mejor pintores o diseñadores que han dado rienda suelta a toda su creatividad e imaginación. Una época muy buena para admirarlas es el verano, en Sanabria, y allí está otra de las personas que me ayuda en este mundo de las mariposas; es Hipólito Hernández que cada vez que voy a su casa o hablo con él le llevo una buena dosis de fotografías (de esa época) para la confirmación o no de la especie, a lo que él, con su voz tranquila, serena y su inmensa sapiencia me va confirmando o diciendo cual es cada una de ellas con su correspondiente explicación pormenorizada que en la mayoría de las ocasiones me deja con la boca abierta ante su profundo conocimiento.
Las mariposas son fascinantes ya que aparte de su vistosidad llevan entre nosotros desde hace unos 130 millones de años, viven horas o meses, tienen una lengua muy peculiar o son capaces de evolucionar en su vida de una manera espectacular.
Disfrutemos de sus vuelos, de sus colores llamativos, alegres y vistosos y, como decía mi abuela, “no las toques que les quitas los polvitos y se mueren”. 

6 comentarios:

  1. En primer lugar darte la enhorabuena por haber tenido el privilegio de localizar esa especie de Satírido en tu provincia. 'Ojolince y Sra.' aún no la hemos visto, ni tenemos en nuestra colección.
    Además leyendo tu crónica nos damos cuenta, una vez más, de lo importantes y sabios que son nuestros mayore, y la influencia que ejercen en los más pequeños. Si se les escuchase un poco más 'otro gallo nos cantaría'!!
    Un saludo de 'Ojolince y Sra.'

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hemos perdido el respeto por nuestros mayores y su sabiduría. Tienen mucho que decirnos y enseñarnos. Muchas gracias. Un saludo.

      Eliminar
  2. Que gracioso relato! Mais ainda quando você menciona sua avó... como aprendemos com os vovós, tão sábios e carinhosos... uma delicia de companhia...
    "El mundo de las mariposas es un mundo apasionante, fascinante y muy complicado." Concordo cem por cento! Delicadas, inteligentes e ao mesmo tempo tão efêmeras as borboletas...
    Preciosa entrada! Fiquei encantada de te ler...
    Um beijo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. Mis abuelos influyeron mucho en mi, pasé mucho tiempo con ellos y nunca los olvidaré. Un saludo y muchas gracias.

      Eliminar
  3. Yo también soy un novato con las mariposas pero cada vez estoy más enganchado, un mundo fascinante. Enhorabuena por la Satyrium acaciae!!! Buen artículo Jose, un abrazo desde Cantabria.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Germán. Es un mundo apasionante. Un saludo.

      Eliminar